viernes, 13 de junio de 2008

La complicada fecha

En la tele, la calle y la radio, a iluminados gritos y estridentes letreros, el establishment me recuerda que este domingo es el día del padre... uhmmm que complicada fecha. Bueno, en estricto rigor, no es complicada, porque basta con que desembolse algo de plata en un regalo o, que se yo, haga una tarjeta y se la entregue a mi padre. El problema que me surge empieza acá... mi padre. Mi papi, lo quiero ene al wn, lo amo y lo adoro en realidad, pero aveces tengo la sensación de que el sentimiento responde más a la imputabilidad que a la casuística, como debería ser (a mi parecer), porque si bien, con mi papá comparto ocasionalmente momento de la vida, tardes entrecortadas, ideas difusas y etc, la relación con mi papá no la siento precisamente como algo de padre-hijo, sino por lo general, como algo persona-persona que, claro no es excluyente, pero lo siento triste cuando esa relación está muy por sobre la que que debería ser, al menos, según el lazo sanguíneo y lo que dicta el common sense. Me da ene lata...
Por otro lado, tengo que considerar también que vivo con mis abuelos y que, el rol inércicamente paterno lo ejerce mi tata... pero, tampoco es mi papá, entonces por lo mismo, aunque el o yo quiera intentarlo aveces, no podré tener nunca con el una relación padre-hijo por que no sería natural y porque no corresponde, para ninguno de los dos, además de que efectivamente tengo a mi papá vivo y ubicable.
Ahora, el cuento de que no sienta la paternalidad de mi papá es una weá aparte y, supongo que como todos los años me la tendré que mamar piola. Porque me niego a sistematizar la pena; la suprimo, la hago una pelota de grises pelos y la escupo... ahora, cuan capaz sea de escupirlo todo talvez sea lo que me hace brillar los ojos cuando pienso en esto... y tampoco se bien porque escribo esto acá. Bueno, de todos modos, la función de este blog más que publicicionista responde a un subconsciente narcisismo... sí oh, sí es cierto, disfruto leyéndome, porque me entretiene mi ritmo de escritura y me gusta tener una referencia de yo mismo de antes (porque siempre leo cosas que ya escribí, no las que escribiré... obvio) y, que se yo, hacerme seguimientos. El caso, es que hoy el tema ha sido una cosa triste y, efectivamente, me entristece. Pero no lo suficiente como para nublarme la vista y no dejarme ver las cosas lindas que me pasan y pasan a mi alrededor, porque aun cuando viva en una familia monoparental con hijos extendida, me siento súper bien, súper querido, súper tranquilo y bien acompañado. Uhmmm... y ¿que haré este día del padre? esperar el próximo para ver si se me aclara un poco más la historia, yo cacho.

0 comentarios: