jueves, 26 de junio de 2008

¿Descontaminemos?

¡Santiago está lleno de humo! Sale en la tele, sale en la radio y lo veo en internet... pero enterarse no es nada, basta con salir a la calle mirar en contrapicado al cielo y notar que no hay palabras para definir tanta suciedad en nuestro aire.

Nada pierdo en enumerar algunas cosas que podemos hacer todos para ayudar a que Santiago deje de estar tan humeado y nuestro planeta respire un poco poquito mejor. Nada perderé... aunque, los consejos que dejo a continuación, no son solo para la circunstancial contaminación de Santiago, sino para cooperar con nuestro planeta que estamos ensuciando minuto a minuto, pero con pequeñas acciones, podemos ayudar: 

  1. Usa ampolletas fluorescentes: son más caras, pero gastan menos... mucho menos (+65%)
  2. Recicla la publicidad que llega en el diario: apuesto que si juntamos todas las propagandas que llegan en un año a la casa, podemos venderlo por kilo para navidad y comprar un pequeñito pero bien obtenido regalito para alguien.
  3. No dejes el agua correr si no la usas: el dicho agua que no has de beber, dejala correr no contempla que el planeta necesita nuestra ayuda. Ahorremos el consumo de agua, por nuestros bolsillos y por nuestra tierra.
  4. Haz un hoyo ecológico: toda la basura orgánica que tengas échala a la tierra y revuélvela con una pala. Podrás plantar y tener buenos resultados y además, evitar que toda esa 'basura' se la lleve el camión a basurales donde sólo coopera con dar mal olor.
  5. Desenchufa los aparatos electrónicos que no estés usando: aunque estén apagados, están consumiendo electricidad... electricidad que está costándole a la naturaleza producir.
  6. Planta un árbol: absorve dióxido de carbono en el día y nos regala oxígeno por las noches y, además, se ven bonitos.
  7. Compra comidas locales: no necesitan ser transportadas por tantos kilómetros... por vehículos motorizados que van contaminando el aire a cada minuto.
  8. Cambia tu locomoción: en recorridos dentro de la ciudad trata siempre de usar microbuses y metro antes que ir en tu propio auto y si puedes, usa la bicicleta o camina... el aire te lo agradecerá.
  9. Ten las ruedas de tu auto bien infladas: al estar desinfladas, consigues menos velocidad y pasas más tiempo contaminando el aire.
  10. Seca la ropa lavada con el sol: las secadoras eléctricas pueden ser muy útiles, pero... gastan electrícidad pue'.
  11. Evita tener el califón prendido si no hay nadie usándolo.
  12. No botes y reutiliza las bolsas plásticas: el plástico tarda cientos de años en disolverse en la tierra, mejor usémoslo en esos cientos de años en vez de esperar que pasen en la basura.
  13. Lava toda la ropa junta: así evitas hacer varios lavados con el gasto de agua que cada uno necesita.
  14. Junta las tapas de botellas y reciclalas: así ayudamos a detener un poco poquitito la producción de plástico.
  15. Ten las luces apagadas que no sean necesarias: parece obvio, pero vale la pena mencionar este simple método de ahorrar energía.
  16. Mantén tu casa bien cerrada: así evitas la entrada de frío en invierno y del calor en el verano y así evitas usar estufas o ventiladores.
  17. Usa alfombras: mantienen el calor en las casas y evitan que el frío emane del suelo y sea necesario usar estufas.
  18. Deja hibernando a tu computador: en vez de apagarlo y prenderlo cada vez.
  19. Imprime y fotocopia por las dos hojas: ahorras en un 50% el papel que usarás.
  20. Prefiere el papel reciclado.
  21. Mantén limpio el refrigerador: así no gastas más energía de la necesaria.
  22. Duchas más cortas: ahorramos la siempre tan preciada agua.
  23. Usa menos detergente: así necesitarás menos agua para disolverlo.
  24. No laves el auto en tu casa: en los carwash reciclan el agua y, eso es muy complicado de hacer en casa.
  25. No juegues con agua en verano: hay miles de otros juegos que no implican derrochar un recurso que está tan cerca de ser escaso.
  26. No descongeles comida con agua: podrás ahorrar muchos litros de agua solo con un poco de paciencia y programación (dejar la comida descongelando a temperatura ambiente por dos días, por ejemplo).
  27. Lava con agua fría: así ahorras el gasto de energía que significa calentarla.
  28. Abre lo menos posible el refrigerador: para ahorrar la energía que se necesita para mantenerlo helado, que se pierde al abrir.
  29. Intenta cocinar todo a presión: el calor es mejor aprovechado, reduciéndo los tiempos al 66%.
  30. Usa aerosoles que no afecten a la capa de ozono: eso viene etiquetado en el envase, fíjate siempre.
  31. Haz viajes únicos en auto: así no contaminas por cada salida y llegada.
  32. Usa envases retornables siempre que sea posible: para disminuir producción de plástico.
  33. Reusa el papel: el reverso en blanco de las hojas impresas es muy útil para hacer calculos o dibujitos, no uses una hoja nueva, usa la misma.
  34. Usa toallas de género, no de papel: las toallas se lavan y se vuelven a utilizar, en cambio el papel se transforma en basura.
  35. Compra muebles usados: así no se gasta más material en construir uno nuevo.

Varias de las 35 ideas que puse las saqué del artículo 100 Ways to reduce impact que está en Instructables. Revisa tu también.

0 comentarios: